¿Mi correo electrónico en campañas de email marketing?

Muchas veces puede que por alguna extraña razón estemos viendo en nuestra bandeja de entrada mucho más Spam del habitual, y es que tal vez nuestra dirección de correo electrónico haya sido captada para hacer email marketing, algo que puede parecernos, o no grave.

Como esto es algo que debemos analizar desde un punto de vista más personal, el hecho de haber ingresado en un Newsletter para hacer email marketing puede que nos haga ser parte de un grupo de receptores de emails masivos, lo que genera que recibamos correos electrónicos tal vez no deseados por nuestra parte, y aquí es donde podremos tomar cartas en el asunto, según como creamos más apropiado.

 

En principio tendremos dos opciones cuando alguien hace un envío de correos masivo, ya sea de forma manual o por medio de un email marketing software, lo que podemos hacer se reduce a dos opciones, en primer lugar, casi siempre existe la posibilidad de darnos de baja de la lista de correo, haciendo esto no deberíamos de recibir más correos electrónicos por parte de este remitente, en general suele funcionar y es una buena opción, además muy fácil de realizar ya que por lo habitual se coloca un enlace visible dentro del email para darnos de baja con tan solo un par de clicks.email-marketing

Si no nos sentimos conformes con lo que hemos hecho, y nos parece una práctica agresiva y malintencionada la que se ha realizado, siempre podemos marcar el email como “Spam“, teniendo en cuenta que al hacer esto la persona que esta realizando email marketing se verá afectada en el servicio que estemos manejando (ya sea Outlook o Gmail por citar ejemplos), si creemos que el email recibido realmente no es agresivo ni malintencionado quizá esto sea demasiado y estemos quitando el pan de la boca a alguien que solamente intenta ganarse el plato.

Recuerden que las campañas de email Marketing no siempre tienen por qué ser malintencionadas, aunque sí es cierto que tal vez, en cierto grado, estén violando un poco nuestra privacidad al acceder al envío de emails sin consentimiento alguno.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *